Inteligencia Artificial: ¿el futuro de la fotografía?

Fotos con Inteligencia Artificial - ¿El futuro?

Poco a poco la Inteligencia Artificial se está colando en nuestras vidas. Los teléfonos móviles están siendo claramente una de las principales puertas de entrada de esta tecnología y las aplicaciones que controlan sus cámaras no se escapan de esta revolución. De hecho, la fotografía es uno de los campos en los que más avances está habiendo en este sentido.

Gracias a esta ‘inteligencia’ los móviles nos asisten sutilmente mejorando nuestras imágenes seleccionando los mejores ajustes para cada situación. Ahora las muchas de las cámaras de los móviles modernos ‘saben’ que están viendo y, en función de lo que tienen delante (personas, paisajes, animales, atardeceres…), eligen como tomar la foto por nosotros. A esta tecnología se le está llamando ‘Fotografía Computacional’ y está cambiando por completo la forma de tomar imágenes.

Los reyes en estos momentos son los teléfonos de Google, seguidos de cerca por los de Apple y Huawei. Sus aparatos son capaces de tomar múltiples imágenes en un fracción de segundo cada vez que pulsamos el disparador para luego seleccionar la mejor o crear una combinación de ellas al instante, tal y como podriamos hacer nosotros en programas como Photoshop (pero ahorrandonos la molestia). La ‘magia’, es que todo esto ocurre a tiempo real y casi sin que el usuario tenga que hacer nada.

¿Llegarà la Inteligencia Artificial al resto de cámaras?

Esa es una de las preguntas claves. Si los fabricantes quieren competir con las cámaras de los móviles se van a tener que poner las pilas. Hoy en día no es complicado oír a alguien decir que su móvil hace mejores fotos que su cámara de fotos de toda la vida. Y probablemente tenga buena parte de razón.

Yo mismo me puedo ver en un futuro no muy lejano viajando y fotografiando solamente con la cámara de un teléfono inteligente. Viendo los resultados de algunos aparatos casi que me animaría ya mismo (aunque tendría que aceptar muchas limitaciones, como la falta de zoom real).

Ahora mismo es demasiado complicado aplicar las posibilidades de la Fotografía Computacional a sensores de mayor tamaño y resolución (normalmente los móviles se equipan con sensores de imágen bastante pequeños). También les costaría producir imágenes de alta resolución o archivos en formato RAW.

Así que hay aún bastante camino por recorrer, aunque ya estamos viendo avances en sistemas de enfoque automático que empiezan a usar algo parecido a la Inteligencia Artificial.

Foto de Dan Silva en Unsplash

¿Qué perdemos con la llegada de la Fotografía Computacional?

Control. Claramente control.

Eso no tiene que ser algo necesariamente malo si los resultados son buenos, pero usando todos estos ajustes automáticos dejamos que la cámara haga lo que quiera. Para la mayoría de situaciones y usuarios probablemente va a ser más que suficiente pero en algunas momentos vamos a querer retomar el control, sobretodo en los casos en que la fotografía vaya a tener ciertas aplicaciones profesionales.

Veremos cómo evoluciona todo, pero el futuro pinta apasionante y lleno de posibilidades para poder viajar con equipos ligeros capaces de tomar grandes fotografías.


Para saber más:

-En ‘The Vege’ han publicado un artículo sobre Inteligencia Artificial y fotografía (en inglés) y han publicado reportajes (como este sobre una feria de coches, o este sobre e-games) en los que las únicas cámaras usadas han sido las de los móviles.

-Comparativa, con la gracia de la gente de ‘Photolari’, entre un móvil con Inteligencia Artificial y una cámara réflex sencilla.

-Artículo en ‘Wired’ sobre la cámara de los móviles de Google (en inglés).