La creación de un fotografía icónica

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Es una fotografía histórica que muy probablemente ya habrás visto con anterioridad. Tomada en 1936 por Dorothea Lange, muestra a una madre campesina con sus hijos en un momento de crisis y pobreza generalizada en los Estados Unidos.

Muchos la hemos admirado por su fuerza y la eficacia con la que nos llega su mensaje de resistencia en tiempos difíciles pero, a la vez, poco sabíamos de los detalles del momento en que fué tomada.

Ahora, gracias a un reciente vídeo del popular canal de Youtube ‘Nerdwriter’, hemos podido conocer cómo poco a poco Dorothea Lange fue perfilando y perfeccionando encuadre y contenido para llegar hasta la fotografía definitiva. Todo ello a través del análisi de las imágenes tomadas en toda la série.

Primera foto:

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Siempre según relata el vídeo, la fotógrafa se vio rápidamente atraída por una família bajo un toldo. Muy probablemente esta primera imagen sea solamente un test de luz para dejar a punto la cámara ya que no parece haber mucho cuidado en la elección del encuadre ni los sujetos.

Segunda foto:

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Después de introducirse, la fotógrafa hace posar a la familia entera delante de la cámara, pero no está del todo contenta con la distribución. Probablemente el mayor inconveniente sea la hija mayor, con una diferencia de edad demasiado grande respecto a los más pequeños. Decidirá prescindir de ella en las próximas tomas.

Tercera foto:

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Prueba de tomar una imágen de la madre dando el pecho al más pequeño, apostando por la madre como elemento principal y clave de la imágen. No parece ser una mala idea, ya que recuerda a pinturas clásicas, pero claramente la mujer se siente incómoda con la situación (a parte de que la imagen resultante puede resultar poco apropiada para algunos ojos conservadores de la época).

Cuarta foto:

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Sigue con la idea de la madre como elemento central y principal de la composición, aunque ahora incluye otro de los infantes y cambia el ángulo. Sinembargo a la imágen le sigue faltando fuerza y la mueca del niño no ayuda.

Quinta foto:

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Ahora sí. Moviendo la cámara unos pasos atrás para incluir la maleta con el plato vacío y el resto de elementos que aportan contexto a la escena, Dorothea Lange consigue una imágen que podría rivalizar sin duda con la fotografía icónica final que todos recordamos.

Aún así, decide hacer una más…

Sexta foto (y final):

Madre Migrante - Dorothea Lange 1936

Lange vuelve a acercar la cámara para centrarse una vez más en la madre. Incluso dejamos de ver el rostro de los niños que apoyan su cabeza en los hombros de ella, que a su vez apoya la cabeza en su brazo creando una línea que dirige aún más nuestra mirada a su rostro preocupado.

Todos los elementos de la composición trabajan juntos para reflejar la idea que la fotógrafa quería transmitir (hasta el punto que se llega a eliminar de la foto el pulgar de la mano izquierda). Es una foto que nos inquieta, que nos mueve, un efecto causado probablemente al no poder ver el rostro de los pequeños. Quizás por eso fue elegida por delante de la quinta foto.

¡Ha nacido un icono de la fotografía documental americana!

Evidentemente no nos encontramos en este caso delante de una imagen espontánea. La escena, la composición, los protagonistas, han sido trabajados y posados tal y como hemos podido ver con la secuencia de imágenes. ¿Le quita eso fuerza a la fotografía? ¿La hace menos auténtica o documental?

El debate está y debe estar abierto, pero lo cierto es que con mucha frecuencia (como ya hemos visto en otros casos clásicos) los fotógrafos profesionales ‘trabajan’ la escena tomando múltiples imágenes de una misma situación hasta encontrar la que refleja aquello que han visto o experimentado.

Fuente imagenes: YouTube (canal ‘Nerdwriter’)