Viaje Fotográfico a Vietnam

Fechas: 14 al 26 de Septiembre de 2019
Duración: 13 días
Agencia: Artisal Travel Photography, S.L.

SOLICITA TODOS LOS DETALLES EN LA WEB DE LA AGENCIA

‘Vietnam’s Reunification Express’

Vietnam en tren siguiendo la línea de la reunificación.

Un recorrido en tren a lo largo de todo el país visitando sus puntos clave más icónicos y espectaculares, en la línea férrea que unió Vietnam después de la guerra que lo dividió en Norte y Sur.

LAS CLAVES DEL VIAJE:

-Un viaje pensado para realizar una inmersión cultural profunda.
-Grupo súper reducido (entre 3 y 7 viajeros).
-Trato personalizado y asesoramiento fotográfico profesional.
-Guía experto en el país.
-Recorrido diseñado a medida para maximizar el potencial del país.

-Agencia de total confianza pionera y experta en viajes fotográficos.

Sobre Vietnam:

Aún una destinación exótica, aunque sin duda al alcance de cualquier viajero, Vietnam nos ofrece espectaculares paisajes que a la vez están cargados de historia y recuerdos de conflictos bélicos de los que todos hemos oído hablar (o visto en innumerables películas de Hollywood).

Gastronomía apasionante, a precios más que razonables, basada en los ingredientes locales: el omnipresente arroz -los famosos ‘noodles’ también están hechos de arroz-, las verduras o el marisco. Gente amable y abierta que disfruta de las visitas interesadas por aprender de la cultura local y nos invita a ser uno más por unos días en uno de los pocos países que oficialmente aún se declaran comunistas.

Itinerario:

Día 1: Salida hacia Hanoi / Día 2: Hanoi / Día 3: Hanoi – Ninh Binh / Día 4: Ninh Binh – Hue (noche en tren) / Día 5: Hue / Día 6: Hue – Hoi An / Día 7: Hoi An / Día 8: Hoi An / Día 9: Hoi An – Saigon (noche en tren) / Día 10: Saigon / Día 11: Saigon / Día 12: Saigon – vuelo de regreso

Puntos clave del Viaje Fotográfico a Vietnam:

LA LÍNEA DE LA REUNIFICACIÓN:
La línea de ferrocarril que conecta el sur con el norte del país obtuvo su nombre al reabrirse el servicio en Diciembre de 1976, unificando de nuevo el país. Para hacerlo posible, los numerosos daños que recibió la infraestructura durante las guerras tuvieron que ser reparados y muchos de los puentes reconstruidos. Las connotaciones históricas de ‘La Línea de la Reunificación’, completada en 1936 por los franceses y cerrada con la división del país en 1954 a causa de la guerra, probablemente la hacen la mejor forma de viajar entre las dos ciudades.

En nuestra ruta recorreremos los 1700 kilómetros que separan las dos principales ciudades en Vietnam, la capital Hanoi en el norte con Ho Chi Minh City (Saigon) la principal ciudad económica en el sur, pasando un total de dos noches en el tren. Cada convoy dispone de cómodos vagones con literas, así como butacas o los míticos vagones económicos con asientos de madera en los que el aire acondicionado da paso a las ventanas abiertas para facilitar la ventilación.

HANOI:
Iniciaremos nuestra ruta en Hanoi, la vibrante capital de Vietnam que nos recordará su pasado de guerras así como los años de ocupación francesa y china. Su barrio viejo alberga las calles y rincones en los que se ha comerciado con todo tipo de productos durante cientos y cientos de años, marcando el carácter de la ciudad como punto de encuentro de comerciantes. Y mientras unos negocian desde primera hora de la mañana, muchos otros eligen el parque que rodea el lago Hoan Kiem para iniciar su día con la práctica de Tai Chi, o una sesión de pública de riso-terapia. Los visitantes también tienen la oportunidad de descubrir ancianos templos, museos que hablan de la história del país, o incluso el cuerpo embalsamado de Ho Chi Minh (a la tradición de Lenin o Mao) quien lideró la reunificación del país venciendo a las tropas de Estados Unidos.

NINH BINH Y LAS CUEVAS DE TAM COC:
Uno de los paisajes más característicos de Vietnam son sus formaciones naturales de piedra caliza y uno de sus enclaves más representativos los encontramos a las afueras de Ninh Binh. Visitar sus cuevas solamente es posible usando una de las pequeñas embarcaciones a remo en una excursión de una o dos horas, uno de los pasatiempos favoritos de la población local y los vietnamitas que quieren escapar por unas horas de la no tan lejana Hanoi. Cerca que Ninh Binh también podemos encontrar grandes campos de arroz que nos recompensarán, dependiendo del estado de la cosecha, con los icónicos campos verdes trabajados a menudo con herramientas tradicionales (como el uso de búfalo de agua).

HUÉ:
Hué, declarada Patrimonio de la Humanidad, fue la opulenta capital del imperio Nguyen siendo su gran ciudadela su máximo representante que nos ha llegado a nuestros días. Esta pequeña ciudad es el centro cultural e espiritual del país ya que también cuenta con numerosos templos así como tumbas de la realeza a lo largo del ‘Río Perfume’. La ciudadela, construida entre el 1804 y 1833, nos permite explorar el interior de sus gruesos muros lo que fue el núcleo de la realeza vietnamita, como la ‘Ciudad Prohibida Púrpura’ o los enclaves imperiales. El gran número de pagodas y templos alrededor de Hué requiere de una gran producción de barras de incienso para las plegarias y ofrendas, algo que se lleva a cabo a menudo en pequeños negocios familiares que con suerte podremos observar también en los alrededores de la ciudadela.

HOI AN Y LOS TEMPLOS DE MY SON:
Este antiguo puerto ha quedado congelado en el pasado, aislado de las construcciones más modernas dejando uno de los paseos alrededor del río más bellos e icónicos. Conocida ahora por sus muchos talleres de confección de trajes a medida, el turismo no ha pasado por alto la belleza de Hoi An. Uno no puede dejar de visitar esta fantástica población así como las ruinas de los templos de My Son, similares en estilo a los de Angkor en Camboya aunque, eso sí, de menor tamaño.

HO CHI MINH CITY (SAIGON):
Saigon, la ‘otra capital’ de Vietnam llamada ahora Ho Chi Minh City, sigue siendo el centro económico del país gracias a su dinamismo y cierto desapego a los valores revolucionarios del norte. Miles de motocicletas circulan a cualquier hora del día por sus calles principales, creando una hipnotizante coreografía en la que hay que entrar a jugar si se quiere cruzar como un vietnamita más. De todo se puede encontrar en Ho Chi Minh City: templos, museos, gastronomía con herencias del colonialismo francés, o los palacios que protagonizaron el final de la dolorosa guerra.

Si estás interesado/a, contacta conmigo o con Artisal Viajes lo antes posible.